domingo, 17 de abril de 2011

Nuevos;

George;

Me quedé quieto en el sofá, mirando la televisión como si nada. No me había fijado hasta ahora, pero había gente nueva. Bajaron las escaleras y se quedaron allí sentados, inmóviles.
Uno de ellos era bastante grande, me llamó la atención. Tenía el pelo rapado y de color oscuro, al igual que sus ojos.
Y la otra era una chica menuda y con el pelo castaño.
También me fijé en que faltaba más gente.
Demasiados cambios en poco tiempo.
Josh se levantó, y fue ha hablar con ellos. Hablaba en susurros, y al final el chico salió, Josh volvió a sentarse, y la chica se quedó mirando el infinito.
No duraría mucho aquí.
Al cabo de un rato me levanté yo, y subí al piso de arriba.
- ¿Me dejas pasar? -la dije-
Enseguida se apartó.



Me quedé mirando por una ventana, y me encendí un cigarrillo.
Entró alguien en la habitación, no se podía estar solo en esta casa.

Me giré, como no: Josh.

Estaba apoyado contra el marco de la puerta.

Me miró, agitó la cabeza poniendo los ojos en blanco y se fue.
No le gustaban los cambios.
Y amí tampoco.


Mas tardé bajé, la mayoría se habían ido, así que decidí dormir.


Chris;


Esa noché dormí en el sofá, deví de quedarme dormida leyéndome el libro, estaba bien. Tuve uno de esos días en los que me levantaba sin más, siguiendo la misma rutina.
Desayuno, ducha, libro, ventana, jardín.
Cogí las llaves del coche, y conducí hasta el centro. Encendí la radio mientras tanto.

<<Your call>>
Era bonita, aunque un poco lenta.

Me entretuve mirando por la ventana de vez en cuando hasta que llegué.

Aparqué y salí del coche, estuve andando por una calle hasta que llegué a una cafetería, y no era la primera vez que iva. -me recordé-
Paré durante medio minuto y me quedé obserbando. La habían cambiado.
Seguí caminando despacio, observando el suelo mientras lo pisaba y me choqué con alguien.
- Perdona -dije-
Era una chica.
Sonrió tímidamente y siguió caminando.
El resto del camino lo pasé mirando al frente, para no tropezarme con nadie más.

Pasé la tarde dando vueltas y mirando tiendas.
Ese día no ví a Even, me pareció raro, ya que la mayoría del tiempo se lo pasaba por aquí.

Pero si que ví a Josh, me acordaba de el después de tanto tiempo, pero no me extrañó. Me dí media vuelta para esquivarlo y me dirigí al coche.

Caminé calle abajo hasta que lo ví, y me metí dentro. Hacía frío, así que puse la calefacción y lo arranqué.
Me dí prisa en llegar a casa, y cuando llegué lo único que me apetecía era quedarme dormida leyendo, otra vez.
Pero antes de eso limpié un poco, y preparé algo para mañana.

Cuando acavé cogí mi libro, y subí a la habitación.
Ni siquiera me dió tiempo a leer tres páginas.

5 comentarios:

  1. No sabes cómo me está gustando la historia! ^^ espero el siguiente capítulo, es muy interesanteee! :D

    ResponderEliminar
  2. Gracias, me alegro de que te guste :)
    aunque tardaré un poco en escribir el nuevo :)

    ResponderEliminar
  3. Valla! Gracias! Lo he leido todo y está muy bien, tu tambien mereces un premio ;)

    ResponderEliminar
  4. Genial, me encanta :) pasate por mi blog, creoq ue te gustara, me gustaria al menos que me dieras tu opinion :)
    gracias :)
    te espero en mis pequeños delirios :)
    http://delicadezadeunsuspiro.blogspot.com/
    Delirios de una chica bipolar**

    ResponderEliminar